Julio Cesar Rivera recomienda el blog de Dj Spectro

EL SR MIGUEL LINARES RECOMIENDA EL BLOG

domingo, 6 de septiembre de 2009

La Bestia del 78


Carlos Alvarado González tenía 27 años cuando decidió retar a su propio destino, en 4 años habia pasado por 3 personajes que no habían causado ese éxito, que en silencio y fuera del ring anhelaba, así que después de luchar en funciones sombrías como "Impacto", "Gallo Tapado II" y "Gallo del Bajío", en 1977 decidió probar suerte con un nombre distinto y que lo catapultaría espectacularmente directo a la Fama: "Bobby Lee".

La vida lo habia llevado desde muy joven por otras disciplinas, igual de complicadas y díficiles que la Lucha Libre pero que no le habian mostrado los aplausos y las mieles que a esa edad y a cualquier Gladiador seducen.

Conquistó junto al "Villano III" las capuchas de unos venenosos "Escorpiones I y II" en el Palacio de los Deportes en 1978 y a partir de ahí sencillamente hizo sobre el Ring lo que mejor sabía hacer, Luchar, Luchar y Luchar, ácaso hay algo mejor para un Guerrero sediento de Lucha Libre?

Al Maestro "Solar" le arrebató el Campeonato Mundial Welter de la U.W.A. en la Plaza de Toros Monterrey en ese mismo año y defendió ese Título brillantemente en 14 ocasiones, precisamente en una de esas encarnizadas batallas "Bobby Lee" le propinaría al "Santo" una de las derrotas más humillantes que tuvo en su carrera, la suerte ya estaba echada para el Guanajuatense y la sentencia por las capuchas era la unica vía del Plateado para saldar esta cuenta.

La Historia todos la conocemos, a "La Bestia del 78" le despojaron de su tapa en un controvertido final y la gloria y las caravanas fueron para el Enmascarado de Plata, mientras que para Carlos Alvarado era como si le hubieran arrancado de un tajo la cabeza, la Bestia estaba herida de muerte, tal vez por ello, esa noche olvidó que "más sabe el diablo por viejo que por diablo".

Han pasado 31 años de ese Combate y me conmueve siempre ver la máscara de "La Bestia del 78" encapsulada tristemente en una vitrina del "Hijo del Santo" y me pregunto si en verdad valió la pena apostar una brillante carrera a cambio de regalarle la última estrella a la Corona del "Santo".

Sólo Dios sabe porqué hizo así las cosas.

"Bobby Lee" se retiró de los encordados por una lesión en su columna vertebral, no sin antes viajar a muchos paises y exorcizar a sus propios demonios en el Japón, sigue amando y honrando dignamente a la Lucha Libre y por supuesto trabajando en lo que sabe, la Quiropraccia.

Lástima que no podamos decir lo mismo de todos aquellos "ídolos" que fuera de un Ring lucran con esos bellos recuerdos y que presumen como Cientificos locos las cabezas de sus víctimas.

1 comentario:

huitzilihuitl dijo...

mucho se puede decir de como gano el santo a la bestia del 78 o que si el santo ya no estaba en condiciones de dar una batalla competitiva y muchas cosas mas, pero creo yo que fuera como fuera le gano a la buena al santo y lo rindio, pero no le tocaba ser quien despojara al santo de su mascara y como sabesmos para quitarle la mascara al santo solo el santo, pero bobby lee sera recordado por lo bueno que fue y de lo bueno pocooo