Julio Cesar Rivera recomienda el blog de Dj Spectro

EL SR MIGUEL LINARES RECOMIENDA EL BLOG

domingo, 7 de noviembre de 2010

HURACAN RAMIREZ A 4 AÑOS DE SU MUERTE I PARTE


El pásado 31 de Octubre  fue el 4to. aniversario luctuoso de Huracan Ramirez,por  problemas tecnicos(cof,cof) estuvimos sin pc durante unos dias,asi que hoy comenzamos a brindarle un justo homenaje a el principe de seda el gran Daniel Gracia,el  mejor y unico Huracan Ramirez

Daniel García era el Quinto de Seis Hermanos del Barrio de Tepito; Murió a los 80 Años. Su Legado: La Leyenda del Luchador Huracán Ramírez


Por Edgar Valero Berrospe

Déjeme tratar de decírselo de memoria. Déjeme tratar de explicarle lo que era el verdadero Huracán Ramírez. Que no importe lo que le digan, Daniel García fue el único y verdadero Huracán Ramírez, quien al fallecer ayer a los 80 años, dejó eternamente ligada su memoria al personaje, su estilo y habilidad al luchador, Huracán Ramírez hubo uno y no habrá otro porque ya es leyenda.

La Lucha Libre Mexicana, tan golpeada en los últimos tiempos, transformada de fondo, convirtiendo a los verdaderos gladiadores en acróbatas, no había, sin embargo, acabado de perder a sus estrellas. Ayer se apagó la última luz que resplandeció durante más de 40 años en los cuadriláteros, pues Daniel García Arteaga era el último de esos legendarios gladiadores que despertaron y maravillaron la fantasía de millones de aficionados al rudo deporte, insisto, transformado en los últimos años, más en espectáculo que en deporte.



HACE MUCHOS AÑOS

Cuando en este país todavía se vivía en la inocencia, cuando todavía la ilusión y la fantasía rodeaban a la lucha libre, la mente brillante del productor de cine Joselito Rodríguez creó a una figura cuya imagen muy pronto necesitó de un protagonista de carne y hueso.

La lucha libre y el boxeo, tan ligados por un ring, pero tan diferentes en su filosofía de existencia, fueron el camino por el que muchos jóvenes de este México obtuvieron su única oportunidad en la vida.

En el barrio bravo de Tepito, Daniel García, quinto de seis hermanos ("No hay quinto malo" decía don Daniel, siempre sonriente y de un extraordinario sentido del humor), uno de los cuatro que terminarían por convertirse en luchadores profesionales, encontró la oportunidad de darle vida a ese personaje de película que había maravillado en el cine y al que decenas de gladiadores trataron de darle vida.

Pero la decisión cayó finalmente en ese joven de cuerpo atlético, no muy alto, pero extraordinariamente ágil, que había nacido en el seno de una familia entregada al pancracio.

"No hubo contrato, fue un trato de caballeros —decía siempre orgulloso el enmascarado— todo lo que me pidieron fue que me entregara profesionalmente y fueron 35 años de un trato respetuoso".

Corría el año de 1956 cuando finalmente se hizo ese acuerdo, mediante el cual Producciones Rodríguez daba a Daniel García en exclusiva el derecho de explotar y dar vida al personaje creado apenas 4 años antes.

A LO GRANDE

Huracán se ganó el respeto por su profesionalismo, por que era un bravo auténtico y un excelente atleta. Fue además un cerebro creativo que encontró muchas formas de hacer crecer a su personaje, sugiriendo guiones para sus propias películas y creando su propia revista, una de las primera fotonovelas que se editaron en México y que alcanzó tirajes escandalosos de más de 50 mil ejemplares a finales de los 60.

Su agilidad, que le llevó a crear la hoy también legendaria "Hurracarrana", su llave favorita, pronto le ganó el respeto de sus compañeros de profesión entre los que figuraban y ya en calidad de consagrados, El Santo, Black Shadow, Blue Demon, Wolf Rubinsky, el Cavernario Galindo, Enrique Llanes, la Tonina Jackson, Gori Guerrero, el Médico Asesino, Tarzán López, El Verdugo, Notanael Frankenstein, Rolando Vera, Ciclón Velóz, Bobby Bonales y el Gladiador, sólo por mencionar a algunos de los monstruos sagrados del pancracio en aquellos días.

INTERNACIONAL

Huracán supo además, trastocar el corazón de los fanáticos y se proyectó a ser uno de los pocos luchadores mexicanos de aquella época, que tenían reconocimiento internacional.

Su éxito alcanzó a llegar desde Guatemala y Panamá hasta Colombia y Bolivia en Sudamérica y más adelante en el Sur de los Estados Unidos e incluso Japón.

Fue él mismo quien abrió las puertas de la internacionalización a la lucha libre mexicana y quien llevó a El Santo a triunfar en Sudamérica al apoyar con los promotores que lo habían contratado previamente, la primera incursión del plateado en esas tierras.



CINCO GENERACIONES

Fue un generoso compañero que convivió con cinco generaciones de luchadores mexicanos, aquella que lo recibió con tremendos golpeadores y otra que llegó un poco después y que dejó una profunda huella en la confirmación de la lucha libre como un suceso nacional, con el "Indio de Oro" Ray Mendoza, René "Copetes" Guajardo, el "zorro plateado" Karloff Lagarde, El Solitario, el argentino Elio "Coloso" Colosetti, el "adonis de ébano" Dorrell Dixon, el Angel Blanco, los Hermanos Espanto, el Espectro, el Enfermero, el Rayo de Jalisco, el Caballero Tigre, y Mil Máscaras.

LOS INDEPENDIENTES

A mediados de la década de los 70, Huracán Ramírez fue uno de los pilares sobre los que se apoyó el movimiento de los Independientes, que comandados por don Francisco Flores, decidieron dar la espalda a la Empresa Mexicana de Lucha Libre y buscar otro camino con una promotora diferente.

Con más de 20 años en los rings, allí estuvo también para alternar y encarar a gente como Aníbal, el Faraón, el Perro Aguayo, Tinieblas, el Marqués, Dr. Wagner, TNT, Fishman, Septiembre Negro, Gran Markus y el Halcón.

Huracán era una garantía de taquilla, tan cotizado como el propio Santo o Blue Demon, su sobrenombre de El Príncipe de Seda ocupaba los principales lugares en las marquesinas de las arenas de todo el país, donde los llenos para verlo arriba del ring eran una constante.

"Si volviera a vivir —me dijo en una entrevista realizada hace unos 20 años cuando preparaba su retiro— elegiría ser de nuevo luchador. He tenido más satisfacciones de lo que me pude imaginar en mi vida. Estoy agradecido con Dios por haberme dado una maravillosa compañera que es mi mujer (doña Euly Fernández de García) y esta preciosidad que es mi orgullo (su hija Karla), he disfrutado lo mejor que tiene la vida, yo sólo tengo palabras de agradecimiento para mi Dios, que nunca me dejó, ni en los momentos más terribles cuando las lesiones estuvieron a punto de dejarme paralítico".

Huracán Ramírez era un hombre por demás agradable, nunca bebió una copa, era un deportista consumado, un hombre de bien, un excelente empresario, pero siempre, siempre, sus compañeros lo señalaban como un gran amigo.

"Huracán nunca te dejaba tirado, no importa como hubiera sido la lucha, él era de los pocos que al acabar el combate, en el vestidor, llegaba y te daba un abrazo y te daba las gracias - diría Ray Mendoza (otro grande ya fallecido), en abril de 1988 en una entrevista de Radio que me dio para mi programa Ovaciones y Costalazos.

LISTO PARA EL ADIÓS

A pesar de haber resultado con tremendas lesiones en brazos y fracturas en las piernas, rotura de ligamentos en muchas ocasiones, hombros dislocados, heridas en la frente y sabe Dios cuantas cosas más, allí estuvo para encarar a los terribles Misioneros de la Muerte (Signo, Negro Navarro y el Texano), los Villanos I, II, III, IV y V y Los Brazos, parte de esa generación inolvidable, la última de verdaderos gladiadores.

Ya había acompañado a su amigo y compañero de mil batallas, el Enmascarado de Plata, El Santo en su campaña de despedida cuando con más de 40 años en la lucha libre, dos vórtices convergieron a mediados de la década de los 80.

Los Rodríguez le pedían de regreso los derechos sobre el nombre, a pesar de que en los juzgados se había considerado que nadie tenía el derecho de robarle 35 años de su vida a Daniel García. Hubo una especie de acuerdo "amistoso" en el que los productores adquirieron los derechos para continuar explotando la imagen en la pantalla, mientras en lo deportivo, Huracán retenía la propiedad intelectual hasta que se retirara de los rings.

Decían los Rodríguez que Huracán Ramírez debía ser atemporal como los héroes de película, de donde finalmente había salido y éste, retirado profesionalmente el 5 de fFebrero de 1988 en el Toreo de Cuatro Caminos, decidió desenmascararse en público, dejando al descubierto el secreto que tan celosamente había guardado durante casi cuatro décadas.

Aquella tarde del adiós, estuvieron para acompañarlo Tinieblas y El Hijo del Santo, enfrentando a los Mosqueteros del Diablo: Brazo de Oro, Brazo de Plata y El Brazo, la historia estaba llegando a su fin.

Por otra parte, la nueva película del enmascarado denominada "Huracán Ramírez contra los Terroristas" fue un fracaso y la familia Rodríguez abarató al personaje cediendo los derechos a luchadores mediocres que se hicieron llamar desde Huracán Ramírez Jr. Hasta Ciclón Ramírez y cosas por el estilo, tirando por la borda el extraordinario y ejemplar trabajo que había realizado Daniel García con el nombre y la identidad del luchador al que dio vida.

IMBORRABLE

Huracán luego fue comisionado y se retiró a una apacible vida con su familia, pequeña pero entrañablemente unida. Euly, su esposa, nunca se despegó de su lado ni por un minuto.

Aún a pesar de haber enfrentado hace un par de años una embolia que le afectó duramente la memoria, siempre tuvo el cariño de su compañera, que fue el amor de su vida, fuente de inspiración y motivación para haber alcanzado las alturas que logró.

Hace apenas seis meses lo volví a ver en Radio Fórmula, le estaban organizando un homenaje, estaba por cumplir 80 años, pero su comportamiento era el de un hombre más joven y más fuerte que, su condición de atleta le dio.

"No puedo dejar de vivir cada día recordando todo lo que he pasado —decía con su característica voz enronquecida a fuerza de golpes en el ring— la gente me ha dado tanto cariño, que puedo vivir feliz el resto de mis días"

"Yo quiero agradecerle a todos aquellos que me han acompañado en este camino maravilloso, por su amor, por sus aplausos, porque juntos pasamos la vida y ni siquiera nos dimos cuenta qué rápido se fue, hoy sobrevive Daniel García porque junto a mi estuvieron mi esposa y mi hija, mis queridos amigos, mi compadrito José Luis (Valero, mi padre), los que se partieron la cara conmigo durante tantos años y que son mis hermanos, ¿Qué más puedo decir? Solamente gracias…"

FAMILIA DE LUCHADORES

Daniel García fue el quinto de seis hermanos, cuatro de ellos fueron luchadores. El mayor, Rudy García, Guillermo quien luchó como el Demonio Blanco, Arturo que se enmascaró como la Pantera Roja, Daniel en cuarto y los más chicos que no fueron gladiadores, Juan y Miguel, el único que sobrevive.

Además sus sobrinos, Jhonny García y Rodolfo García que dio vida a El Matemático, también se dedicaron a la lucha libre. Hoy su yerno Axel, nieto legítimo de El Santo exige su derecho a utilizar ese nombre profesional en la lucha libre, metido en un pleito legal con el Hijo del Santo, menor de los vástagos del Enmascrado de Plata.

UN PEDACITO DE RECUERDO

Era la mañana del 22 de Agosto de 1975. No puedo olvidar la fecha, sonó el timbre de la casa y al abrir la puerta, allí estaba. No llevaba la máscara, pero yo sabía perfectamente que era mi padrino Daniel, Huracán Ramírez. Apenas había llegado de Japón y se presentaba justo a tiempo para celebrar mi cumpleaños.

La cajita blanca de cartón duro tenia adentro la más maravillosa sorpresa que recibí siendo niño. Era un radio portátil que se sujetaba a la muñeca con una correa negra de cuero. El aparato se veía enorme sujeto a mi mano. Puedo asegurar que nadie en México tuvo uno igual. "Gracias padrino —le dije, enseguida me dio un abrazo y se quedó al pastel.

En la imaginación de un chavito de 9 años no había lugar para algo así. No falló a ninguna de mis fiestas de cumpleaños y mi madrina Eulita (como le decíamos de cariño), siempre fue un dulce de mujer.

Daniel García era muy espontáneo. Generoso. Nunca podré dejar de agradecerle a mi padre esa relación. Nadie en la escuela me creyó nunca lo que les decía de "Mi padrino", hasta que llegué con esa foto donde estamos juntos y que algún día aparecerá en el cajón de los recuerdos. Sólo entonces, fui el más buscado de la escuela, claro, mi padrino era "el invencible Huracán Ramírez".

1 comentario:

HANNIBAL EL DUQUE dijo...

GUAAAUUUUU, QUE RESEÑA. IMPOSIBLE OLVIDAR AL UNICO Y VERDADERO HURACAN DE MEXICO. EL GRAN HURACAN RAMIREZ. QUE QUEDE CLARO DANIEL GARCIA.

BRAVO Y LLENO DE ATENCION A LA GENTE QUE LO SALUDABA.

HACE UNOS AÑOS, EN LAS INSTALACIONES DEL COMIC ROCK SHOW (POR EL METRO HIDALGO), HUBO UN HOMENAJE A ESTE GRAN LUCHADOR.
TUVE LA OPORTUNIDAD DE ASISTIR Y PODER CONOCER DE VIVA VOZ, SU NARRACIONES.

RECUERDO QUE TENIAN UNA IMAGEN MUY GRANDE DETRAS DE LO QUE FUE EL PANEL, LA IMAGEN ERA EN LA QUE POSEIA LOS 4 CAMPEONATOS.

YO LE PREGUNTE QUE SENTIA DE VER ESA IMAGEN, VOLTEO HIZO UNA PAUSA Y CON SUS OJOS ROJOS, NARRO QUE SENTIA MUY BONITO, HABER SIDO EL PRIMER MEXICANO EN OSTENTAR ESAS CORONAS.

PARA ESA FECHA MANDA HACER UN DIBUJO DE EL Y QUE HOY GURADO OCN MUCHO CARIÑO, PUES ME LO FIRMO.

ESA TARDE TAMBIEN LOGRE CAPTURAR LAS FIRMAS DE LAGARDE, MURALLA DEL RING, MASCARA ROJA, ASI COMO DEL MATEMATICO.

ES UNA GRAN PERSONA, DIJE, TENIA QUE APROVECHAR ESA OPORTUNIDAD PUES NO SABIA SI VOLVERIA A VER AL IDOLO DE SEDA, Y MIREN PARECE COMO SI FUE AYER, CUANDO SE APAGO EL VIENTO DEL HURACAN, SI EL MISMO QUE PICORO ANUNCIABA EN LA PELICULAS, HURACAAAN RAMIREEEEZZZZ.

NO TE OLVIDAMOS DANIEL