Julio Cesar Rivera recomienda el blog de Dj Spectro

EL SR MIGUEL LINARES RECOMIENDA EL BLOG

martes, 18 de diciembre de 2012

16 DICIEMBRE 2012 ARENA NAUCALPAN DR. CEREBRO RAPA A CEREBRO NEGRO


 cort.-Diego Mejia
Tras varias semanas de intensa rivalidad, el pique entre el inconfundible Doctor Cerebro y el internacional Cerebro Negro llegó a las últimas consecuencias: el duelo por las cabelleras.

El combate entre los otrora inseparables Cerebros fue de poder a poder. El Cerebro Negro, dispuesto a demostrar su supremacía, se fue encima del galeno cual si fuera un toro de lidia, sin dejar que se realizara la presentación oficial de la lucha. Sorprendido por el ataque del ahora rudo, Doctor Cerebro no atinaba a romper los castigos de su oponente, y cayó rendido en la primera caída víctima de su propia llave, la Cerebrina.

Confiado en lograr la victoria en dos caídas consecutivas, Cerebro Negro quiso llevar las acciones al terreno extremo y sacó una tabla de madera, pero para su mala suerte quien sacó ventaja de ésta fue el Doctor Cerebro, al azotarlo de fea manera. Con esta acción el galeno cobró su segundo aire y atrapó al Cerebro Negro con la Cerebrina, y antes de que éste pudiera rendirse, se dejó caer para castigar de fea manera las cervicales del rudo, quien quedó listo para el conteo de las tres palmadas.

En la tercera caída las acciones se tornaron aún más intensas. Ambos gladiadores tenían la frente tinta en sangre. Carta Brava, sécond del Cerebro Negro, le pasó una silla a su protegido. Golden Magic, sécond del Doctor Cerebro, reclamó y subió una silla al ring, pero fue expulsado de la contienda por el réferi Reyes Rosas. Cerebro Negro quiso aprovechar esa distracción del nazareno, e intentó asestarle un sillazo para el Doctor Cerebro, pero éste se quitó y quien se llevó el golpe fue Carta Brava.

Ya sin séconds, Cerebro Negro quiso una vez más llevar las acciones al terreno extremo, ahora utilizando unas lámparas de neón, pero no contó con la viveza del Doctor Cerebro, quien rápidamente lo tomó por la cintura y le aplicó una brutal desnucadora contra las lámparas. Antes de que su rival pudiera incorporarse, Doctor Cerebro lo azotó nuevamente, ahora con unas alas del Diablo, dejando listo el terreno para el conteo de los tres segundos.

Resignado, Cerebro Negro no tuvo otra opción más que arrodillarse y permitir que lo despojaran de su cabellera, mientras el Doctor Cerebro celebraba el triunfo con sus aficionados.

No hay comentarios: